A continuación, compartimos el editorial del Dr. José Rosas para el número de Octubre de 2019 de la revista de la Sociedad Valenciana de Reumatología.

«Los sueños, sueños son, y a veces…, se hacen realidad» (Autor desconocido)

Un poco de memoria histórica explica muchas cosas.

Fue hace 27 años cuando se inició la andadura de la Reumatología en el Hospital Marina Baixa, en Villajoyosa. Comenzó de forma no habitual…, en el Servicio de Urgencias, donde se contrató a un «joven» reumatólogo para hacer guardias. Pero como era de esperar, fue la cabeza de playa para que poco después se pusiera en marcha la Reumatología en el centro.

Como ocurrió en aquella época en otros hospitales de nuestra Comunidad, poco a poco y con mucho esfuerzo, la Unidad fue creciendo en número de reumatólogos, hasta que se llegó a ser Sección de manera oficial, con Jefatura incluida. Sin embargo, cuando ya vino el segundo reumatólogo, hace… 18 años, fue cuando ya empezamos a diseñar el futuro, formando y funcionando como un verdadero «equipo».

Decidimos que en ese futuro se debía incluir la mejor asistencia y tecnología propia posible, junto al desarrollo de una estructura para la investigación clínica y que lucharíamos, «lo que hiciera falta», para conseguir algo que nos ilusionaba en gran medida: intentar conseguir la docencia en Reumatología.

Hubo que prepararse durante años para cumplir todos los requisitos para intentar obtener la acreditación docente: a nivel de recursos humanos, estructura de la Sección, respecto a la asistencia, número de ingresos hospitalarios, tecnología propia, sesiones clínicas específicas, publicaciones, etc. Todo ello, llevado a cabo con el compromiso de todos los miembros de nuestro equipo (médicos y enfermeras). Sin embargo, la característica principal, sin duda, que nos ha movido todos estos años ha sido la ILUSIÓN. Una frase muy común durante este tiempo ha sido: esto guárdalo para el residente, aquello para cuando vengan, esta sesión la grabamos, no te olvides de la base de datos, o esto/aquello espera para cuando llegue…

Finalmente, en 2014 remitimos el papeleo (por cierto, enorme), al Ministerio y tuvimos la mala suerte de encontrarnos en el parón de nuevas acreditaciones por estar preparándose cambios que finalmente no se han realizado.

Por fin, en el mes de mayo de 2019 conseguimos la ansiada acreditación, por lo que se espera la llegada del primer residente en 2020. Por tanto, el próximo año la Comunidad Valenciana contará con 4 Unidades Docentes de Reumatología, dos en Valencia y dos en Alicante.

¿Qué nos gustaría de un Residente?: que se ilusione con nosotros en la Reumatología, con el aprendizaje con los pacientes, que sea curioso, que estudie, que investigue con nosotros, que intente hacer la tesis, por supuesto que se divierta y ya se nos ocurrirá algo más…

He tenido la suerte de poner en marcha este proyecto. Demuestra qué con un objetivo y el esfuerzo necesario, acompañado de algo de suerte, casi todo es posible. Como todos imaginan, la Docencia nos va a aportar y enriquecer mucho como profesionales y nos va a hacer más equipo y encima disfrutando. El reto es conseguir ilusionar a los jóvenes médicos que vengan. Estoy muy orgulloso de todo lo que hemos conseguido y esperamos DISFRUTARLO con nuestros queridos Residentes, aunque todavía no sepan que o quien van a venir…