El dolor es uno de los síntomas más fáciles de percibir y el más frecuente en la artritis reumatoide. El dolor es consecuencia de la inflamación y de las lesiones que la inflamación causa en el hueso, el cartílago, el tejido que recubren las articulaciones (sinovial), los ligamentos, tendones y músculos. Por este motivo, el dolor puede describirse tanto como dolor de huesos como de los músculos, pero también puede afectar al sistema nervioso.

En la página web de Lilly puedes obtener más información acerca de la artritis reumatoide: https://www.saladestar.es/artritis-reumatoide.aspx